Press "Enter" to skip to content

Los sobrevivientes de Larry Nassar se sienten "violados una vez más" después de la vigilancia de la MSU

La Universidad Estatal de Michigan pagó a una compañía de relaciones públicas $ 517,343 para monitorear y rastrear la actividad de los medios sociales en torno al reciente caso de abuso sexual Larry Nassar, informó el Lansing State Journal el miércoles.

Muchas de las cuentas de las redes sociales que la firma con sede en Nueva York Weber Shandwick monitoreó incluyeron cuentas de sobrevivientes, sus familias y celebridades notables, periodistas y políticos. El Lansing State Journal incluyó capturas de pantalla del informe de Weber Shandwick a MSU que citó tweets, retweets y comentarios específicos de sobrevivientes. La firma de relaciones públicas también destacó los artículos de noticias que crearon picos en las conversaciones sobre el caso Nassar.

La Oficina de Comunicación y Estrategia de Marca de MSU había estado inicialmente recopilando y rastreando la información, pero entregó la mayoría del trabajo a Weber Shandwick en diciembre.

"La Universidad Estatal de Michigan contrató a Weber Shandwick en diciembre de 2017 para proporcionar asesoría en comunicaciones de crisis y personal adicional de medios para manejar el gran volumen de tareas de comunicación relacionadas con el asunto Larry Nassar", dijo una portavoz de la universidad a HuffPost . "La relación terminó a principios de marzo y no estamos trabajando mucho tiempo juntos".

Aunque este tipo de monitoreo no es poco común en casos criminales, el informe explosivo captó una intensa atención de los medios y provocó que muchos sobrevivientes de Nassar criticaran la vigilancia como invasiva y desencadenante.

Weber Shandwick respondió a las críticas en un comunicado de prensa proporcionado a HuffPost.

"La mayoría de nuestro trabajo involucró a un abogado de crisis para enfrentar la tragedia. No fuimos contratados para monitorear las cuentas de las redes sociales de las víctimas. Al igual que con cualquier tarea, reenviamos a nuestros clientes los medios tradicionales y las redes sociales disponibles públicamente relacionadas con la horrible tragedia en MSU, incluidas declaraciones hechas en línea por las víctimas ", dice la declaración. "Las víctimas fueron y continúan siendo las voces más importantes en la conversación"

El abogado defensor criminal Stuart Slotnick, que no está afiliado al caso Nassar, dijo a HuffPost que aunque la mudanza de MSU puede parecer poco ético, no es desconocida y generalmente no viola ninguna ley.

"Monitorear cuentas de redes sociales no es infrecuente en el mundo de los litigios. Aunque pueda parecer indecoroso, al monitorear las cuentas de las víctimas del crimen, MSU podría haber sido proactiva al abordar las quejas al escucharlas directamente sobre la fuente ", dijo. "No hay implicaciones legales para monitorear cuentas de redes sociales, siempre y cuando sean cuentas públicas y no privadas"

Estaba absolutamente disgustado al saber que MSU estaba usando una táctica tan invasiva. Me sentí violado de nuevo.
Larissa Boyce, sobreviviente de Nassar y ex gimnasta de MSU

Aún así, muchos sobrevivientes sienten que la universidad invadió injustamente su privacidad. Descubrir que MSU los estaba vigilando todo el tiempo en que estaban gritando por justicia ha hecho que muchos sobrevivientes sientan que están siendo atacados una vez más, y por la misma institución que tan horriblemente les falló en primer lugar.

"Estaba absolutamente disgustado al saber que MSU estaba usando una táctica tan invasiva", dijo la exjunadora y sobreviviente de Nassar Larissa Boyce a HuffPost en un correo electrónico. "Me sentí violado de nuevo"

Boyce, quien dice que Nassar comenzó a abusar de ella cuando tenía 16 años en 1997 y continuó hasta 2001, le dijo a Kathie Klages, entrenadora de gimnastas de MSU, sobre el abuso el año en que comenzó. Klages, quien desde entonces se retiró, le dijo a Boyce que no entendió el procedimiento médico y envió al adolescente de vuelta a Nassar.

Después de todo lo que Boyce ha soportado a manos de MSU, dijo que no está sorprendida por el movimiento más reciente de la universidad.

"Tristemente, no estoy sorprendido, ya que este es otro ejemplo de cómo [MSU is] más preocupado por proteger su marca que los sobrevivientes", dijo. "Han estado diciendo que están de nuestro lado, pero esto prueba una vez más que nos vuelven a victimizar y tratan de encontrar formas de atacar a nuestro personaje. ¡Es hora de comenzar a mirar su propia casa! ¡Ese dinero debería haberse utilizado para verificar las computadoras y las redes sociales de todos sus empleados! "

Rachael Denhollander, la primera mujer en acusar públicamente a Nassar de abuso sexual, reaccionó en Twitter a las noticias de vigilancia el miércoles.

"Si MSU quería saber sobre mí y otros sobrevivientes, podrían haber hablado con nosotros. Tuvimos ofertas destacadas [to] reunirse con ellos ", escribió.

Nassar se desempeñó como médico del equipo de USA Gymnastics y para varios equipos deportivos diferentes en el campus de MSU. En el transcurso de dos décadas, abusó sexualmente de más de 260 niñas y mujeres con el pretexto de recibir tratamiento médico. Recientemente recibió tres sentencias concurrentes de 60 años, 40-125 años y 40-175 años de prisión por abuso sexual infantil y pornografía infantil.

Aunque Nassar pasará el resto de su vida en la cárcel, muchos sobrevivientes han pedido que se les caiga la cabeza en USA Gymnastics, el Comité Olímpico de los EE. UU. Y específicamente MSU, afirmando que esas instituciones permitieron el abuso de Nassar.

El abogado John Manly, que representa a más de 100 víctimas de Nassar, tuiteó también su decepción: "Michigan State pagó $ 500,000.00 en enero para espiar a los sobrevivientes de Nassar y sus familias en las redes sociales. La Junta MSU fue copiada en estos informes. Ningún miembro de la Junta tuvo el valor moral de decir que esto está mal. Para. Ni uno. Es una pena en MSU. Es una pena para todos y cada uno de los fideicomisarios ".

Morgan McCaul, una sobreviviente de Nassar y estudiante actual de primer año en MSU, explicó a HuffPost qué tan invasivo se sintió cuando descubrió que la universidad había estado siguiendo sus redes sociales todo el tiempo.

"Mientras MSU rastreó nuestros reclamos de redes sociales por responsabilidad y justicia, ignoraron y permitieron a otro depredador, y lo hicieron a un costo incomprensible", dijo McCaul, refiriéndose al veterano jefe de Nassar, William Strampel, quien Recientemente fue arrestado por múltiples cargos de mala conducta sexual por presuntamente hostigamiento sexual y agresión a estudiantes mujeres de MSU.

McCaul le dijo a The State News, el periódico estudiantil de MSU, que ella cree que esto es posiblemente lo peor que ha hecho la universidad.

"Intentan militarizar nuestro propio dolor, trauma y autoexpresión contra nosotros, y de verdad, esta podría ser una de las peores cosas que les he visto hacer hasta ahora", dijo.

Kristen Houser, directora de asuntos públicos del Centro Nacional de Recursos contra la Violencia Sexual, dijo a HuffPost que es una situación difícil de desempacar, porque lo que MSU hizo no es poco común, pero no cambia la forma en que afecta a los sobrevivientes.

"Es totalmente legal y común controlar las redes sociales y los comentarios sobre las noticias; todo está en el ámbito público, y eso es algo que cualquier agencia en crisis puede querer hacer ", dijo Houser.

"Por otro lado, cuando las víctimas que ya han experimentado que una institución no les responde de manera útil descubren que esta institución también ha estado monitoreando específicamente sus cuentas de redes sociales, es fácil entender por qué eso se sentiría intencional. invasión de la privacidad, a pesar de que está en el ámbito público ", continuó. "Puede hacer que una persona se sienta blanco"

Enlace de origen

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *