Press "Enter" to skip to content

Hombres armados atacan la Universidad Americana de Afganistán en Kabul

Por Mirwais Harooni y Hamid Shalizi

KABUL – Las fuerzas de seguridad afganas peinaron la Universidad Americana en Kabul en las primeras horas del jueves para sospechosos de ser pistoleros que aún podrían estar prófugos, tras un ataque contra el compuesto que envió estudiantes huyendo en pánico.

El asalto alrededor de las 6:30 p.m. La hora local (10 a.m. ET) comenzó el miércoles con una gran explosión que los funcionarios dijeron fue un coche bomba seguido de disparos, mientras presuntos militantes luchaban en el complejo donde el personal extranjero y docenas de alumnos estaban trabajando.

Los detalles de las víctimas siguen siendo escasos, pero una persona, según los informes, un guardia, murió y al menos 14 estudiantes resultaron heridos. No estaba claro si los extranjeros estaban entre los heridos.

Las fuerzas de élite afganas rodearon el recinto amurallado y finalmente se abrieron camino hacia adentro, según un alto funcionario del Ministerio del Interior.

El portavoz del ministerio, Sediq Sediqqi, dijo a última hora del miércoles que dos hombres armados se estaban escondiendo en el edificio de la universidad.

Temprano el jueves, el jefe de policía de Kabul Abdul Rahman Rahimi dijo a Reuters que el área estaba tranquila y que las fuerzas de seguridad estaban buscando expulsar a los pistoleros restantes.

"Estamos dentro de edificios y una operación de limpieza está en curso. No sabemos si algún atacante o atacante aún está vivo. "

Se negó a hablar más, diciendo que la luz de su teléfono celular podría convertirlo en un objetivo para cualquier atacante en general.

DESPERATE ESCAPES

Los estudiantes aterrorizados contaron que se atrincheraron en las aulas o saltaron desde el segundo piso para escapar. La mayoría parecía haber escapado.

"Muchos estudiantes saltaron desde el segundo piso, algunos se rompieron las piernas y algunos se lastimaron la cabeza tratando de escapar", dijo a Reuters Abdullah Fahimi, un estudiante que escapó. Se lesionó el tobillo dando el salto.

"Estábamos en la clase cuando escuchamos una fuerte explosión seguida de disparos. Fue muy cerca. Algunos estudiantes lloraban, otros gritaban "

Ahmad Mukhtar, que también huyó, dijo que los hombres armados habían entrado en los edificios de la universidad a pesar de las medidas de seguridad, incluidos guardias armados y atalayas.

"Terminé mi clase y estaba a punto de irme cuando escuché algunos disparos y una gran explosión, seguidos de más disparos", dijo. "Corrí hacia la salida de emergencia con otros estudiantes, trepé la pared y salí afuera"


Los grupos militantes islamistas, principalmente los talibanes afganos y una rama local del Estado Islámico, han reclamado una serie de ataques con bombas recientes destinados a desestabilizar el país y derrocar al gobierno respaldado por Occidente del presidente Ashraf Ghani.

Nadie se ha responsabilizado por el ataque universitario.

Era la segunda vez este mes que la universidad o su personal habían sido atacados.

Dos profesores, un estadounidense y un australiano, siguen desaparecidos después de ser secuestrados a punta de pistola desde una carretera cercana el 7 de agosto.

La American University of Afghanistan tiene alrededor de 1,700 estudiantes y se anuncia como la única universidad sin fines de lucro, sin fines de lucro, del país.

Se abrió en 2006 y atiende a estudiantes de tiempo completo y de medio tiempo.

Los insurgentes talibanes controlan grandes franjas de Afganistán, y las fuerzas armadas locales luchan por contenerlos, especialmente en las provincias de Helmand al sur y Kunduz al norte.

La OTAN finalizó su misión de combate en diciembre de 2014, pero quedan miles de tropas para entrenar y ayudar a las fuerzas afganas, mientras que varios miles más de soldados estadounidenses participan en una misión separada centrada en Al Qaeda y el Estado Islámico.

Estados Unidos dijo que estaba monitoreando de cerca la situación en Kabul después del ataque universitario, y que las fuerzas de la coalición liderada por Estados Unidos participaron en la respuesta como asesores y asistentes.
Portavoz del Departamento de Estado Elizabeth Trudeau dijo que la Embajada de los Estados Unidos estaba trabajando para dar cuenta de todo su personal y para localizar y ayudar a cualquier ciudadano estadounidense afectado por el ataque.

(Informe adicional de Ayesha Rascoe, Susan Heavey y Arshad Mohammed en WASHINGTON; Escrito por Mike Collett-White; Edición de Jonathan Oatis)

Enlace de origen

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *